Nada mejor que acudir a un restaurante pizzería en Salou para disfrutar de una comida agradable. La cocina italiana se ha hecho un hueco en todo el mundo. La pizza, además, es una de las recetas que gusta a personas de todas las edades. La facilidad para comerla y las posibilidades de combinar los ingredientes son sus principales secretos.

Son muchas las variedades que puedes encontrar en un restaurante pizzería en Salou. Una de ellas, entre las más conocidas, es la denominada calzone. Tiene su origen en Apulia, la región de Italia que ocupa la zona del tacón, al Sur del país. En realidad, es una mezcla de dos platos diferentes, la focaccia, que se hacía en Bari, y la famosa pizza napolitana, que está en el lado opuesto.

Se trata de un plato que se vendía en puestos callejeros, y resultaba muy fácil de comer. El contenido está cerrado por la masa. Al abrirla, se puede disfrutar de todos los aromas del queso, las hierbas y el resto de ingredientes que se hayan utilizado en su elaboración.

La inmigración del siglo XX llevó esta receta a numerosas partes del mundo, y es bien sabido que las diferentes variantes de pizza se hicieron un hueco importante en Estados Unidos y Argentina. Estos países acogieron a numerosos inmigrantes italianos. Hoy en día, se encuentran variantes de calzone de un tamaño más pequeño, ideales para tomar en cualquier momento.

Al igual que ocurre con las pizzas, se pueden emplear una gran variedad de ingredientes. No obstante, la mozzarella y la ricota son habituales a la hora de prepararlas.

Siempre es un buen momento para degustar una auténtica comida italiana. La pizza es una de las mejores opciones. En La Piazza tenemos una amplia carta con numerosas variantes y con unas pastas deliciosas.